El Concepto de Dios en el Islam  
877-WHY-ISLAM Brochure.   
Request a copy  View in PDF

En todos los idiomas se encuentran uno o más términos que son empleados para referirse a Dios, y en algunos casos, a deidades inferiores. Este no es el caso con la palabra Allah, que es el nombre del Unico Dios verdadero. Nada mas puede ser nombrado de tal manera, ésta palabra no tiene conjugación plural o de género. Esto a su vez es evidencia de su exclusividad en comparación con la palabra dios, que sí se conjuga en términos de género y número; por ejemplo dioses o diosas. Resulta interesante ver que Allah es el nombre de Dios en arameo, el idioma de Jesús (que la paz este con el).

La palabra Allah es el reflejo de un concepto único en el Islam. Para los musulmanes, los que siguen el Islam, Alá es conocido por medio de sus atributos únicos; Él es Todopoderoso, el Creador, y el Sostenedor del universo. Él no es similar a nada, y nada le es comparable. Los contemporáneos al profeta Mujammad (paz y bendiciones de Allah sean con el) le preguntaban respecto a Allah. La respuesta les vino directamente de Dios, en la forma de un capítulo corto del Quran. Este capítulo es considerado la esencia de la Unicidad de Dios, o el lema del monoteísmo.

Comúnmente se tiene la idea errónea de que Allah es un Dios cruel y severo al que hay que obedecerle completamente y que no es amoroso y bondadoso. No existe aseveración que se aleje más de la verdad. Es suficiente mencionar que todos los 114 capítulos del Qur´an, excepto uno, comienzan con el verso: En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. El profeta Mujammad (paz y bendiciones de Allah sean con el), nos dice: Dios es más amoroso y bondadoso de lo que es una madre con sus adorados hijos.

Además de ser el Misericordioso, Dios es también Justo. Un sistema judicial equitativo y justo necesita que los pecadores y los que hacen mal reciban su castigo adecuado, y que los virtuosos reciban su justa recompensa. La Misericordia de Dios, se manifiesta plenamente en su atributo de Justicia. La gente que sufre durante su vida en el nombre de Dios y las personas que oprimen y explotan a otras durante toda su vida no deben recibir trato similar de su Dios. Esperar trato similar para los últimos no es justo porque niega todos los incentivos para vivir una vida moral y recta en este mundo. Los musulmanes creemos que en la próxima vida habrá un juicio en donde toda la humanidad tendrá que dar cuentas de sus obras en esta vida.

El Señor tiene reservados los Paraísos de la Delicia para los que cumplen bien para con Él. ¿Aspiráis, acaso, a que nosotros demos el mismo trato a los obedientes y a los rebeldes? ¿Qué os sucede? ¿Qué manera de juzgar es esa?. [Al Qur´an 68:34-36]

El Islam no caracteriza a Dios con ninguna forma humana ni lo representa en función de ciertos individuos o naciones sobre la base de riqueza, poder o raza. Él creó los seres humanos como iguales. Las criaturas se distinguen a ellas mismas y se ganan su favor por medio de la virtud y la devoción solamente.

La idea de que Dios descansó al séptimo día de la creación, que Dios peleó con uno de sus soldados, que Dios es un asiduo conspirador en contra de la humanidad, o que Dios esta encarnado en un ser humano; todas estas son blasfemias desde el punto de vista islámico. El uso único de Allah como el nombre de Dios, enfatiza la importancia de tener una creencia pura en el Dios Único. Por esa razón, el Islam considera que asociar a Dios con cualquier deidad o persona es un pecado grave que El nunca perdonará si la persona muere sin arrepentirse.

El Creador debe ser de una naturaleza diferente a las que han sido creadas, porque si fueran de la misma naturaleza Él sería temporal, y por lo tanto necesitaría de un Creador. Por consiguiente, nada es como Él. Si el Creador no es temporal entonces es eterno. Pero si es eterno, su naturaleza no es causal, y si nada provocó su existencia, nada fuera de Él lo creó ni hace que continúe existiendo: esto significa que Él es autosuficiente. Si no depende de nada para la continuidad de su propia existencia, entonces su existencia no puede tener fin. El Creador es, por lo tanto, eterno:

Él es el principio que ha existido desde siempre y el fin que existirá por siempre. Él es el Trascendente, el Inmanente, el Omnisciente. [Al Qur´an 57:3]

Él es autosuficiente, auto sustentable o para usar un término coránico, Él es Al-Qayyum (El Subsistente). El Creador no solo crea en el sentido de traer todo a la vida. Él también lo preserva todo, y les quita la existencia también y Él es la causa de lo que sea que le pase a las cosas vivas.

Allah es creador de todo y vela por todo. Suyas son las llaves de los cielos y de la tierra. Los que no crean en los signos de Allah, esos serán los que pierdan. [Al Qur´an 39: 62-63]

Los Atributos de Dios
El Creador es eterno e inmortal, al igual que sus atributos. El no pierde ninguno de ellos, tampoco adquiere nuevos. Si fuese de esa manera, entonces sus atributos serían absolutos. ¿Podría haber más que un Creador con tales atributos absolutos?¿Podría existir, por ejemplo, dos Creadores absolutamente poderosos? Una breve reflexión demuestra que esto no es posible.

Allah no ha adoptado un hijo, ni hay otro dios junto con Él. Si no, cada dios se habría atribuido lo que hubiera creado y unos habrían atribuido lo que hubiera creado y unos habrían sido superiores a otros. ¡Gloria a Allah que está por encima de lo que cuentan! [Al-Quran 23:91]

La Unicidad de Dios
El Qur´an nos recuerda de la falsedad de todos los alegados dioses.

A los adoradores de objetos creados por el hombre, Dios les pregunta: ¿Servís lo que vosotros mismos habéis esculpido, mientras que Allah os ha creado, a vosotros y lo que hacéis?[Al-Quran 37:95-96]

Cómo adoráis, entonces a ídolos en vez de adorarle a Él, siendo aquellos incapaces ni de beneficiarse ni de perjudicarse a sí mismos? [Al-Quran 13:16]

Aquí les narra la historia de Abraham a los que alaban objetos hechos por el hombre:

´´Cuando vio la luna que salía, dijo: Éste es mi Señor. Pero, cuando se puso, dijo: ´´ Si no me dirige mi Señor, voy a ser, ciertamente, de los extraviados ´´. Cuando vio el sol que salía, dijo: ¡Este es mi Señor! ¡Este es mayor!. Pero, cuando se puso, dijo: ¡Pueblo! Soy inocente de lo que Le asociáis. Vuelvo mi rostro, como janif (monoteísta), hacia Quien ha creado los cielos y la tierra. Y no soy de los que asocian. [Al-Quran 6:76-79]

Las actitudes de un creyente
La palabra musulmán significa aquel que se somete a la voluntad de Dios. Para ser musulmán es necesario creer en la Unicidad de Dios, en el sentido de que Él es el Único Creador, Preservador, Alimentador, etc. Aún así, esta creencia en un solo Dios no es suficiente. Muchos idólatras sabían y creían que solo el Dios Supremo podía hacer esto. A los musulmanes se les requiere también el reconocimiento de que es solo Dios quien merece y es digno de adoración, y por lo tanto se debe abstener de adorar cualquier otra cosa o ser.

Cuando la fe verdadera entra en el corazón de una persona, ésta impacta la perspectiva de la persona y sus prácticas. El profeta (que la paz este con el) dijo: La fe es esa que reside de manera firme en el corazón y que se prueba a través de las obras. Uno de los increíbles resultados de la fe es el sentimiento de gratitud hacia Dios, que se podría decir, es la esencia de la adoración. El sentimiento de gratitud es muy importante. Tan importante que a cualquiera que niega la Verdad se le llama kafir, o uno que es ingrato Los musulmanes deben querer y ser agradecidos a Dios por las bendiciones que Él ha derramado sobre ellos. Todos deben de estar concientes que sus buenas obras están lejos de ser equiparables a los favores Divinos, y por lo tanto deben estar siempre ansiosos y dispuestos de satisfacer a Dios. Un musulmán siempre estará exhortado a recordarse de Dios frecuentemente.

Es Allah-no hay más dios que Él-, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso. Es Allah-no hay mas dios que Él-, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Allah! ¡Está por encima de lo que le Asocian! Es Allah, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio [Al-Quran 59:22-24]

¡Allah! No hay más dios que Él, el Viviente, el Subsistente. Ni la somnolencia ni el sueño se apoderan de Él. Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra. ¿Quién podrá interceder ante él si no es con Su permiso? Conoce su pasado y su futuro, mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia, excepto lo que Él quiere. Su trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra y su conservación no le resulta onerosa. Él es el Altísimo, el Grandioso. [Al-Qur’an 2:255]

[Fuente: WAMY Serie sobre el Islam]
World Assembly of Muslim Youth